“Solos en el Himalaya”, por la ed. Hidra

Solos en el HimalayaEstoy muy contento. Una vez más, la Editorial Hidra ha apostado por uno de mis librojuegos y lo ha publicado.

Como sabéis, los librojuegos son óptimos para la animación a la lectura, principalmente entre los jóvenes que viven un tramo de edad de los 8 a los 12 años. Gracias a estos libros se ven obligados a descubrir misterios, a tomar elecciones, a ser consecuentes con las elecciones que toman… Todo un reto para forjar personalidades adultas.

En “Solos en el Himalaya” se presenta un dilema: ¿existe el Yeti? Y en el caso de existir, ¿qué es exactamente? Mediante una serie de peripecias, pistas y dilemas, el lector, único protagonista, deberá llegar a un final óptimo. Porque como sabéis, las obras de multitrama son rejugables (o releíbles, según lo entendáis) y pueden contener varios finales, desde los más “dulces” hasta los más “amargos” o sorprendentes.

Su lectura, ágil e interactiva, obliga a hacer una pausa y pensar por dónde continuar cada poco tiempo, algo que evita el aburrimiento de los más pequeños que no son muy dados a la lectura. Además, estos librojuegos fomentan una serie de valores como la curiosidad por descubrir cosas o, en este caso, por aprender más de lugares y culturas misteriosas y lejanas.

¡Disfrutadlo!

 

“Sota el Llac Ness”, por la ed. Hidra

Estoy muy contento. Gracias a la editorial Hidra (editorial puntera en librojuegos) he podido ver mi primera publicación en catalán, cuarto idioma en el que me publican.

Como sabéis, hace un par de años escribí “Bajo el Lago Ness“, un librojuego para niños entre 8-12 años en el que inculcaba ciertos valores culturales y de amor a la naturaleza mezclados con una aventura misteriosa y trepidante. Pues bien, dado su éxito de ventas, la editorial ha decidido lanzar su versión en catalán, “Sota el Llac Ness“.

Si hay algo bonito para un escritor es ver que su obra llega a todas las lenguas del mundo. ¡Algún día conseguiré publicar en esperanto!

Hyperspace, por @pulpture

Hoy estoy entusiasmado. Pulpture Ediciones ha lanzado su nueva revista Hyperspace, su primera revista de narrativa de ciencia ficción con relatos, poesía, videojuegos, ciencia, televisión… Un lujazo, vamos.

Como sabéis, esta editorial independiente siempre busca un nuevo formato, una nueva idea con la que sorprendernos. Esta revista en concreto no solo recoge una temática de lo más interesante sino que, además, la calidad asombra. Hyperspace apuesta por un tamaño DIN A4, a color, y con un papel de un gramaje gordísimo, algo inusual en lo que estamos acostumbrados a ver últimamente. Esto refuerza la imagen de buen hacer a la que nos tienen acostumbrados los chicos de Pulpture. Por si fuese poco, la criatura es de lo más oronda, pues se compone de 195 páginas que engrosan el lomo de la obra hasta 1,5 cms. No hay queja posible para los que nos gusta leer.

Pues bien. En este número 1 de Hyperspace se ha publicado un cómic basado en un cuento que yo mismo escribí y que en su momento vio la luz gracias a la editorial Contos Estraños. Yo mismo guionicé mi própio cómic y el arte de mi amigo Huargo y sus tintas le pusieron la cara que necesitaba.

Como cabe esperar, estoy feliz como un padre primerizo. En la obra planteo la siguiente pregunta: “¿cómo serían unos seres en los que existe instinto de supervivencia de especie pero no de individuo? “(algo que parece diametralmente opuesto a cómo nos comportamos los humanos). Pues si te interesa la respuesta que doy y las respuestas que otros autores dan a otro tipo de preguntas (a través de sus relatos, artículos, poesía, etc.), deberías ir de cabeza a la web de Pulpture y adquirir una revista. Considerando que la revista pesa ¡758 gramos!, ¿quién da más contenidos de ciencia ficción por 2 cts. de euro el gramo?

De los peligros de perder la sombra #storytelling

Hacía tiempo que no escribía una entrada (aunque tengo decenas de anotaciones pendientes de comentaros) y me he esforzado en buscar un hueco para escribir una. El motivo fue que este fin de semana pude leer “La maravillosa historia de Peter Schlemihl”.

Recuerdo que mi madre me comentaba de pequeño sobre la existencia de un cuento que trataba acerca de una persona que había vendido su sombra. Aunque lo busqué durante años, nunca había podido localizar ni la obra ni a su autor. Imaginaos mi alegría cuando me encontré este libro de José J. de Olañeta, Editoren el que se recoge el cuentecito. Fue toda una delicia leerlo, pues es tan bueno como dicen.

En lo tocante al storytelling me ha enseñado un par de cosas que os paso a comentar. Aviso que hay SPOILER.

Una

En este cuento, un anciano que obra prodigios le ofrece al protagonista comprarle su sombra a cambio de la bolsa de Fortunato, una bolsa de cuero que da monedas de oro eternamente. El protagonista accede. Más tarde, arrepentido de su decisión, pretende deshacer el trato con el anciano, pero éste solo le devolverá su sombra si a cambio le da su alma. Ya vemos por dónde van los tiros…

Lección de storytelling: engancha indirectamente a tu cliente. No le compres su alma directamente, dale algo que le seduzca y a lo que voluntariamente acceda. Cuando ya no pueda librarse de ti, entonces arrebátale su alma.

Ejemplo: la dependencia de la informática y, en general, de las cosas que no lo ponen todo fácil (¿os imagináis vivir sin lavadora, agua corriente o sin móvil?).

Dos

La segunda lección que aprendí se puede resumir en un ejemplo.

  • storytelling: “Con estas botas caminarás 7 leguas”.
  • usuario: “Con estas botas daré pasos de 7 leguas”.
  • realidad: A las 7 leguas hay que comprarse unas botas nuevas porque ya están desgastadas.

Lección de storytelling: aprovecha los sesgos de los clientes. Si el cliente interpreta el mensaje de una forma que te favorece, no lo impidas. Las personas necesitamos soñar.

Ejemplocreerse que poseer un coche de alta gama le da más estatus a un ser humano frente al resto. Si estudiamos este argumento con frialdad, no parece demasiado fundamentado, ¿no?

Y poco más que contaros hoy. Esto es una muestra más del valor tan apabullante que siguen teniendo los cuentos.

Clase magistral en la Universidad de Vigo @uvigo

Recientemente nos ha convocado la Universidad de Vigo a impartir una clase magistral sobre gamificación orientada a doctorandos, alumnos de los últimos años y profesores universitarios. En concreto, nuestro cicerone fue la Facultad de Ciencias de la Educación y del Deporte, en el campus de A Xunqueira, en Pontevedra.

Ni qué decir tiene que lo pasamos en grande. Durante una hora y media de charla, y más de media hora de debate posterior, aprendimos qué es la gamificación, de qué se compone y cómo usarla en el aula.

clase-magistral-universidad-vigoEl aforo del salón de grados podía albergar hasta 200 personas y prácticamente se llenó. Nos encantó la participación activa de los asistentes (¿quién dijo que no era gente motivada?) y su gran deseo por cambiar las cosas en educación. No solo plantearon preguntas muy buenas sino que, además, muchas de ellas se adelantaban unos cuantos PowerPoint a lo que estábamos explicando en ese momento, hecho que denota la gran capacidad de “ver más allá” que tenía nuestro público.

Entrada completa aquí

Crear un discurso de #coaching empresarial

Como os he adelantado otras veces, el Toolkit de Diseño Narrativo que diseñé tiene muchos usos versátiles. Hasta ahora hemos visto cómo se puede emplear para crear narrativas, guiones e incluso para estudiar estructuras narrativas literarias. Pero vamos ahora a ver un ejemplo de su posible uso para profesionales del coach o para personas que deban articular un discurso empresarial.

Para ello os traigo el último vídeo de la charla que di con Cálamo y Cran, en el que explico cómo hacerlo.

Disfrutadlo, y si queréis saber más del Toolkit, podéis mirar aquí.

 

Apuntes de #guion #narrativa y #storytelling (II)

Como dicen que lo prometido es deuda, continúo mi segunda entrega de banderillas puestas en libros de guion, narratología y storytelling, por si alguna os abriese los ojos:


R. Tobias: “El guion y la trama”

“Comparemos el relato de La ballena con el de El doberman atragantado. Este último relato despierta nuestras expectativas (y también las manipula), mientras que la historia de La ballena no lo hace. El doberman atragantado crea una unidad de narración en la que cada acontecimiento en su secuencia conecta con los demás y constituye una totalidad. El doberman atragantado integra las preguntas de quién, cómo, y la más importante, por qué. En La ballena tenemos el quién y el qué pero no el por qué“.

“…esto puede parecer extraño, ya que antes dijimos que tan solo existían dos tramas principales (no, no se han multiplicado mágicamente por diez). La división entre tramas físicas y tramas mentales se mantiene intacta, y en estas veinte hay ejemplos de ambas categorías […]. Presento estas veinte tramas tramas básicas como una muestra de los diferentes patrones que emergen de la forda (historias de la mente) y de la forza (historias de acción)”.

(sobre el recurso “Deus ex machina“): “Si te propones emplear un amigo o un animal que auxilie al héroe, el mejor lugar para presentarlo es el primer acto. De lo contrario, se te puede acusar de hacer artificial el relato por sacar a escena un personaje justo a tiempo para que ayude a tu héroe a salir de un atolladero. Has de sentar las bases en el primer acto, y continuar la tarea en el segundo”.

“Afrontémoslo. El público se siente muy atraído por los finales de cuento de hadas (esto es, felices)”.

Antonio Núñez: “¡Será mejor que lo cuentes!”

“El mito tiene un uso social. Nace para ser comunicado y creído. Por eso, explica sintéticamente un modelo de conducta y se encarna y vive en objetos e imágenes que puedan ser palpados por los más incrédulos. El mito se materializa en el pasamontañas de Marcos, la boina del famoso póster del Ché y en el humo de sus purazos cubanos. Se hace presente en el antifaz y la capa negra de El Zorro. Como diría un publicitario, los mitos siempre gozan de justificaciones de la promesa, evidencias o razones para creer“.

“Tomemos el ejemplo de un mito universal, el del superhombre que vendrá a salvar a los débiles de la explotación de los poderosos, un mito plenamente vigente hoy. El relato del subcomandante Marcos en México bebe de él, como también lo hizo Fujimori en Perú, el del revolucionario Emiliano Zapata, el de Simón Bolívar, el relato de Ernesto Ché Guevara, el de la seductora Malinche, el relato del indígena del libertador Quetzalcóalt, o el mismísimo relato de El Zorro“.

“Un relato tiene mucho más poder de persuasión que toda una artillería de datos, pruebas, demos o argumentos. Sherezade bien sabía que su vida dependía del relato que cada noche le contaba a su sanguinario rey Shariar. De nada le servirían razones, súplicas o lamentos, narrar es más persuasivo que argumentar o razonar”. (Y añado yo “porque es emocional. Soñar lo es todo).


Si os están gustando estos “entremeses” o “menú degustación” de narrativa:

  1. Comprad los libros que menciono y los disfrutaréis muuuuuucho más.
  2. Dadme feedback y continuaré con más tips.

Apuntes de #guion #narrativa y #storytelling (I)

Tengo la costumbre de ir pegando “banderillas” en los libros que leo, tratando de dejar señaladas aquellas frases, ideas o lecciones que me llamaron la atención y sobre las que me gustaría informarme o meditar con más calma.

Ayer me di cuenta que tengo muchos libros de narratología, guionización y storytelling repletos de banderillas, hecho que me ha llevado a considerar que debo ir ordenándolos en algún sitio para evitar que sigan dispersándose. Por ese motivo que he decido escribir esta entrada. Empezaré con algunas de ellas y poco a poco iré ampliando la lista con distintos artículos como este.

Ronald Tobias, “El guion y la trama“:

  • “Las máscaras griegas de la tragedia y de la comedia representan la misma idea. La máscara fruncida representa la tragedia, que es un teatro de fuerza. La máscara sonriente representa la comedia, que es el teatro del engaño. La base de la comedia radica en el engaño: confusión de identidades, dobles significados, equívocos. Federico García Lorca confirmó esto al decir que la vida era una tragedia para aquellos que sentían y una comedia para los que pensaban”.
  • Tolstoi captó esta idea perfectamente: los mejores relatos no proceden de la oposición bueno-contra malo, sino de bueno-contra-bueno”.
  • (en relación con la triada de Propp), “…Una sola persona no basta para obtener una interacción plena. Con dos es posible, pero falta un elemento que haga que las cosas sean interesantes. Tres es el número justo. Las cosas pueden ser impredecibles, pero no excesivamente complejas. Habrá que pensar, como escritor, en las virtudes del número tres. Ni demasiado simple ni demasiado complicado; el número justo”.
  • “La venganza es una motivación de gran fuerza emocional: tiende incluso a apoderarse del héroe”.

Janet H. Murray, “Hamlet en la holocubierta”:

  • (sobre la dureza de ser el primero en algo): “Como dice un ingeniero del MIT: a los cristianos madrugadores les tocan los mejores leones, y nosotros estábamos en la arena de los primeros, como demuestran nuestras múltiples heridas”.
  • (hablando de las obras con multitrama): “… la obra de Alan Lightman Einstein’s Dreams, que muestra escenas poéticas de cómo podría ser la vida humana en otros sistemas temporales. Por ejemplo, en un mundo en donde el tiempo tiene tres dimensiones, como el espacio”.
  • “Como sabían muy bien Sherezade y Jesucristo, la narración es una fuerza poderosa de transformación personal. Las historias pueden abrir nuestros corazones y cambiarlos totalmente”.
  • “Muchos teóricos de la literatura y escritores han insistido en que el número de argumentos posibles es limitado, y que estos se corresponden con los temas básicos de la vida humana: deseo, realización y pérdida”.

¿Qué opináis? ¿Estáis en acuerdo o desacuerdo con alguna de estas afirmaciones? ¿Por qué?

¿Por qué tenemos puente en los pies?

Hoy recordé un viejo cuento que jamás he vuelto a localizar. Creo que era armenio.

El caso es que, haciendo un juego de palabras con un amigo, le dije “en esa empresa son unos bichos. Sé de qué pie cojean, como el diablo, que es cojo desde que lo expulsaron del paraíso”. A raíz de eso, vino a mi memoria un cuento muy bonito que os contaré en un momento. Eso sí, va a ser a mi modo, pues, insisto, no he vuelto a localizarlo:


“Hace mucho tiempo, más allá de lo que recuerda la memoria del más viejo abuelo del humano más anciano, todos los seres vivían en el Paraíso en plena armonía. Allí, disfrutaban de la eterna visión de Dios.

Sin embargo, uno de ellos no era feliz. Su nombre era Luzbel, excelente entre los excelentes y favorito del Divino. Luzbel amaba tanto la presencia de su Señor que quería sentirla más intensamente, pues nunca estaba plenamente satisfecho. Poco a poco, este amor desbordado comenzó a tener trazas de celos. ¿Por qué Dios no le regalaba a él más presencia que al resto de los ángeles? ¿Por qué él no era su favorito? ¿Por qué le privaba de más y más visión de su divinidad?

Créditos: “La caída de Luzbel”, museo del Prado.

Lo que empezó siendo un atisbo de duda acabó por convertirse en un rencoroso despecho. Un día especialmente doloroso, Luzbel congregó a otros ángeles y les dijo: “Dios no nos quiere tanto como nosotros lo amamos a él. Nos priva de darnos más visión de su divino rostro. Nos limita nuestro deseo de amor. ¡Rebelémonos!”. En tan solo un momento (si es que en el Cielo hay tiempo), hordas de ángeles enfurecidos se alzaron contra su Creador en un encarnizado combate.

El arcángel S. Miguel encabezó la expulsión de los rebelados del Paraíso. Poco a poco los ángeles rebeldes fueron cayendo uno a uno del Cielo, castigados por su soberbia. Finalmente solo quedaba Luzbel, luchando con denuedo en el Acantilado del fin de la Felicidad. Tras eones (o segundos, quizá) de combate, Luzbel fue arrojado por el acantilado. Pero en su caída, enfurecido y ciego de dolor, lanzó un último zarpazo a S. Miguel, arrancándole un trozo de la planta del pie. Mientras caía, Luzbel, conocido ahora como Lucifer, agarraba con fuerza su trofeo arrebatado y reía.

San Miguel, apenado, volvió hasta Dios. “Señor”, le dijo, “he combatido ferozmente contra los rebeldes para serviros. Pero fijaos… en su caída, Luzbel me produjo esta horrible deformidad. ¿Qué puedo hacer para enmendarlo?”. El Ser Supremo lo observó y, en su eterna sabiduría, sentenció: “Voy a crear un nuevo ser, cuasi divino, al que llamaré humano. Este ser humano tendrá tu deformidad en ambos pies y no solo en uno. De este modo recordarán lo que hiciste por vencer el mal”.

Y por ese motivo, desde entonces, los seres humanos tenemos puente en los pies, lo que nos hace ser, apenas, algo más imperfectos que los mismísimos arcángeles.


Lo he escrito así, a vuelapluma, pero podría adornarse más. Creo que es suficiente para ayudarnos a meditar sobre lo que son los cuentos, los celos y los puentes en la planta de nuestros pies. Este cuentecito, de hecho, explica muchas cosas.

Desde entonces admiro a la gente con los pies planos. Creo que su porcentaje de divinidad es mayor que en el resto…